Y un año más llega la Navidad. Sin duda, la de este año un poco especial. Pero aquí estoy yo, para darle una vuelta a todo y buscar nuevos retos. Este año os traigo, con todo mi amor, un calendario de adviento muy matemático. ¡Cómo no!

Cada día podrás abrir una nueva casilla. Fuera te indica el día y la edad recomendada para el niño o niña ( +4).

Dentro de cada día encontrarás 3 actividades:

Actividad 1. Un vídeo matemático. Los numberblocks, que trabajan muy en la línea del Método Singapur están subiendo un vídeo al día navideño, yo lo compartiré con vosotros.

Actividad 2. Un juego online matemático y navideños. Podrás encontrarte juegos como el de buscar la pareja entre números y velas, puzzles de Papá Noel o creación de torres de regalos.

Actividad 3. Aquí tendrás que resolver un reto matemático en papel. Te enlaza a un PDF que puedes imprimir y realizar en casa o en el colegio.

Espero que os guste y os ayude ¡Ya me contareis! Aquí os dejo el enlace del calendario: CALENDARIO DE ADVIENTO MATEMÁTICO y os dejo también el enlace al vídeo explicativo: VÍDEO CALENDARIO DE ADVIENTO MATEMÁTICO

Hoy os traigo la lectura del cuento 5 Letras y 2 Números.

Este cuento escrito por M. Jesús Chacón Huertas e ilustrado por Irene Suárez, nos presenta la historia del virus que nos mantuvo a todos dentro de nuestras casas, el COVID-19. También habla de la solidaridad, el amor a la familia, y la unión con nuestros vecinos. Y lo importante llega al final, cuando nos cuenta que juntos lo vencimos.

El libro lo podéis leer y descargar en Weeblebooks y aunque ponga a partir de 7 años, creo que es una lectura casi para cualquier edad, sobre todo ahora estos días que por desgracia, tenemos algo más de tiempo.

Desde aquí todo mi apoyo a todas las familias que lo están sufriendo en primera mano, a todos aquellos que ya han perdido a un ser querido y a los que desde su casa luchan en silencio sin salir para parar esta pandemia.

#JuntosLoVenceremos #YoMeQuedoEnCasa

Para terminar mi agradecimiento personal a todo el personal sanitario, cuerpos del estado, farmacéuticos, personal de comercio, gasolineras,…en general, a todas esas personas que luchan cada día por ganar esta batalla del Coronavirus, el rey de los virus, como dice el protagonista del cuento.

Pues aquí estoy. Al final me animé, y como me propuso Pedro Ramos, profesor titular del área de Matemática Aplicada en el Departamento de Matemáticas de la Universidad de Alcalá o me animaron entre otros Javier Bernabeu y Fina Arévalo, desde #PiensaInfinito de SM, y he empezado a grabarme dando las sesiones de matemáticas para mis alumnas y alumnos de 2º de Primaria.

Este corte que hemos tenido que hacer forzosamente y de un día para otro, nos ha obligado a adaptarnos a las circunstancias y a buscar y crear recursos de debajo de las piedras…ya que no podemos salir de casa.

Por ello, he empezado a grabarme las clases de matemáticas. Llevo desde el curso pasado trabajando con mis alumnos y alumnas, con el Método Singapur y no quisiera que todo lo que hemos conseguido, ahora se estropease. Echo de menos sus métodos del principio de las sesiones y sus ideas con el material manipulativo, pero ahora es momento de adaptarse.

La idea ha llegado con entusiasmo a las casas de mis alumnos y alumnas y como me conocen bien han empezado a mandarme sus métodos de la parte de exploramos o los resultados de los talleres.

Seguiré con este reto lo que quede de confinamiento. Mandarles solo las páginas que tenían que hacer del libro, no era la solución.

#ProfesQueAyudan #YoMeQuedoEnCasa #TodoVaASalirBien

Lo suyo es que hace un par de días hubiera escrito una entrada con ideas para hacer una manualidad para papá, ahora que estamos todos en casa. Pero no, este año solo quiero dar las gracias a todos los papás que día tras día se sientan con sus hijas e hijos en la mesa a ayudarles con el trabajo.

Sin darse cuenta, se han convertido en sus nuevos maestros, es sus profes. Todas las mañanas le dedican un tiempo a sus peques para que no pierdan el ritmo de clase, para que sigan aprendiendo y sobre todo para que, dentro de la situación que estamos viviendo, sus hijas e hijos noten lo menos posible todos los cambios.

¡GRACIAS PAPÁS DEL MUNDO!