El 2 de enero tuve el placer de poder impartir un taller de matemáticas en la Biblioteca Pública Municipal José Hierro del Ayuntamiento de Madrid.

El taller estaba dirigido a niños y niñas de entre 4 y 8 años, pero al final terminó siendo un taller de familias (padres, madres, tíos,..) con niños desde el año y medio hasta los 10.

El cartel que elegimos para darlo a conocer es este:

Y contra todo pronóstico, ya que estábamos en Navidades y el taller era de matemáticas, se llenó e incluso sobrepasamos unos poquitos el número de participantes. ¡La magia de la Navidad!

El taller

PRIMERA PARTE DEL TALLER

La sesión duró aproximadamente una hora y media, aunque como al final les dejé que investigaran con el material que llevaba y les invité a que entre todos recogiéramos, casi se nos fue a dos horas.

Empecé contándoles un cuento, de creación propia. El cuento se llamaba Los 3 árboles de Navidad y para el que quiera conocer la historia, aquí os adjunto el PDF.

Según iba contando el cuento, iba formando “el bosque“. Monté los tres árboles con fieltro, de tal manera que al terminar pudiera montar el árbol final cómodamente.

Una vez montado el árbol, les dí una bola a de goma eva a cada uno y decoramos el Gran Árbol de Navidad del Bosque Mágico. Lo hicimos con dos colores, con la idea de luego introducir la suma. Y este fue el resultado.

Una vez terminado el árbol grupal, y pare repasar los tipos de triángulos que habíamos visto, estuvimos trabajando geoplanos, una actividad que gustó tanto a pequeños como a mayores. Para aquellos que me preguntaron pongo el enlace de algunas tiendas donde se puede adquirir. Dideco o Dolmen

Después nos sentamos en las mesas con la idea de empezar a llevar el cuento al papel. Ir de lo concreto a lo pictórico, que más tarde terminaría en lo abstracto.

SEGUNDA PARTE DEL TALLER

En las mesas trabajamos con cubos ensartables y con rejillas. Empezamos con las bolas de nuestro árbol. Si había 9 rojas y 8 doradas, trabajamos por parejas y pusimos en una rejilla 9 cubos de un color y 8 de otro, en ese momento las madres y padres que había en la sala se acercaron y entre todos aprendimos a buscar el 10. Lo importante era completar una rejilla con 10 y así sería más fácil sumar.

9 + 8 = 17 ¿Cómo llegamos ahí? Le pedimos una al 8 y se la dimos al 9: 9 + 1 = 10 y 8 – 1 = 7, por ello 10 + 7 = 17

Siempre será más fácil sumar un número al 10, que dos números cualesquiera entre sí.

Explicado así queda un poco raro, pero allí seguimos practicando y jugando con cartas y dados y fue todo un éxito.

Así que se habían ganado un premio. ¡Íbamos a hacer una manualidad! Íbamos a llenar el bosque de árboles mágicos.

TERCERA PARTE DEL TALLER

Antes de que llegaran los participantes había repartido por la sala los triángulos, así que al terminar de hacer sumas, les pedí que tenían que buscar por toda la clase un triángulo equilátero, otro triángulo isósceles y por último un triángulo escaleno. Y el que consiguiera los tres triángulos (de cartulina), conseguía el tronco para su árbol (un rollo de papel higiénico).

Una vez montaron el árbol como en el cuento, les dí gomets de dos colores y pusieron las pegatinas que quisieron, pero con una condición al final tenían que sumar las que tenían y debían poner en el tronco las bolas que tenía su árbol.

Si lo conseguían su árbol luciría una bonita estrella de Navidad en todo lo alto. Y adivinad…por su puesto, todos lo consiguieron!!

Gracias a la Biblioteca José Hierro y en especial a Irene Palencia por su acogida ¡Volveré!

Hoy os traigo el nuevo invento para motivar a mis alumnos.
Como os conté hace poco, en matemáticas hemos empezado a usar este curso un nuevo método matemático, el Método Singapur de Yeap Ban Har.
Aunque lo alumnos estén muy motivados, empiezo a notar algunas carencias que con este juego espero erradicar, o al menos difuminar lo máximo posible, dando así opción tanto a alumnos con dificultades, como aquellos que puedan a empezar a aburrirse de lo interiorizados que tienen los conceptos.
La idea es llevar a clase la Caja de las Matemáticas, dentro habrá distintas pruebas* que superar, numeradas del 1 al 19. Implicando el número la dificultad de ejecución.
Ahora os pongo algunos modelos. En la caja habrá 26 cartas de cada uno de los niveles, dando así opción a todos mis alumnos de clase y siendo cada una de ellas diferentes entre así, evitando que se “copien” entre ellos. Y podrán coger una tarjeta por día, máximo dos en cualquier momento, siempre que hayan terminado lo que están haciendo, y sin tener porqué ser en la hora de matemáticas


Si superan la prueba les daré una pegatina verde que deberán pegar en su cartilla ¡Upss, se me olvidó hablaros de su cartilla! Aquí os la dejo:

Si lo han intentado, más de una vez, pero no han conseguido llegar a la solución, podrán pedir ayuda, pero en esa caso la pegatina que pegarán será amarilla.
Cada 5 pegatinas obtendrán un premio:
Premio 1: Una chuche, para así poder endulzarse la vida
Premio 2: Una carita verde (Es un método de motivación que uso en clase con el que al final de 15 caritas verdes obtienen un premio).
Premio 3: Elegir donde sentarse en clase durante todo un día.
Premio final: Diploma (Diploma que todavía tengo que elaborar).


* Así es como lo tengo en clase para los alumnos. Dentro de la caja van apareciendo las nuevas pruebas a realizar. Y encima de la caja ponen sus caminitos que yo voy revisando cada día que trabajamos con el juego.

Espero que os haya gustado, yo estoy deseando llegar a clase para contárselo a mis alumnos! Desde que hice el curso de Gamificación en el Aula parece que quiero gamificarlo todo, pero si lo hago es porque de verdad creo que funciona 😀

* Algunas de las pruebas que podréis ver están sacadas del Método Piensa Infinito de la Editorial SM

Adjunto el PDF de las pruebas por si queréis sacarlas en papel y ofrecerles a vuestros alumnos el juego como yo lo hice en clase.
Juego matemáticas repaso y refuerzo de 1º primaria