Hoy es 31 de Octubre, una gran fecha para los profes de inglés. 

Con un poco de suerte, podrás dedicar toda la semana a trabajar la fiesta de Halloween en el colegio. Os voy a contar lo que yo hago la última semana de Octubre un año cualquiera. Generalmente, tengo dos horas a la semana de inglés con cada clase, así que tengo que ser muy rápida para que todo quede bien atado y no haya nadie que no se lo pase terrorificamente bien!!!!

El lunes de esa semana lo dedico a decorar las clases y galerias: calabazas, fantasmas en el techo, telarañas,… Así, de este modo, los niños ya saben que algo misterioso va a pasar. Una vez entro en clase, dependiendo del año y de las edades del niño (he dado desde los 2 hasta los 9 años y la percepción de Halloween es muy distinta) hago unas actividades u otras. Por lo general, les leo un cuento que llegó a mis manos hace ya siete u ocho años. Se llama El loco libro de las Brujas (préstamo de mi prima Conchi), que narra como una bruja prepara su fiesta de Halloween. El libro es impresionante, pero por desgracia, lo descatalogaron hace ya mucho. 

Después hacemos un corro alrededor de una calabaza, previamente tratada y decorada en mi casa, para contarles la historia de Halloween y prepararles para el trabajo que vayamos a hacer a continuación. La primera hora la pierdes contando historias y escuchandolos a ellos, que también tienen muchas cosas que contar.

La segunda hora la empleamos para hacer una manualidad ( caretas de calabrazas, murciélagos o fantasmas, invitaciones horribles para halloween, marionetas de brujas,…).

Y la semana la terminamos celebrándolo!!!! El broche final de Halloween!!! Las profes disfrazadas y los niños jugando a Trick or Treat. 

Sin duda, una gran semana! Para todos: Happy Halloween!!!


Para los que no lo sabéis, además de maestra, soy Teacher ( o así me llaman los chicos) y a día de hoy, hace ya 10 años que elegí educar a través del inglés.

Cuando trabajaba en Educación Infantil muchas fueron las cosas que aprendí. En el centro se había decidido enseñar el idioma extranjero de manera globalizada con las otras áreas. Y aunque a día de hoy sea fácil encontrar un método que incluya el inglés, hace 10 años no. Ningún libro se adaptaba a las necesidad que el centro tenía.

Al principio me dio un poco de miedo ¿Qué iba a hacer con niños tan pequeños? Pero a día de hoy lo que os puedo decir, que es que echo de menos esa etapa. Aprendí a escuchar a los niños, a jugar con ellos, a ser una magnífica cantante (no preguntéis…) y a muchas otras cosas más.

Pero lo que hoy os quiero enseñar es esta herramienta que encontré por casualidad buscando imágenes o videos sobre Londres. Flashed Away (Ratónpolis).

Es una película para niños que transcurre por encima y por debajo de las calles londinenses. Roddy, el ratón protagonista, acaba desapareciendo por el inodoro de su piso de Kensington hacia el mundo subterraneo de Ratónpolis.

Como veis en la imagen, en el mundo ficticio de Flashed Away, existe otro Londres en las alcantarillas, dominado por los ratones. Es impresionante como no escatiman en detalles recreando distintos lugares de interés de la ciudad: Piccadilly Circus, the River Thames, the red bus, y muchos otros sitios más, que si os animáis a verla descubriréis. Mis visitas a Londres siempre han sido maravillosas y pensé que mostrarles a los niños esa ciudad donde se habla "como habla la teacher" podía ser muy interesante. Y así fue, tanto, que 6 años después de hablarles de Londres a estos pequeños niños, hace unas semanas, uno de ellos me trajo una foto que se había hecho desde London Eye para mi. Me contaron los padres que se acordaba de todos esos sitios que yo le había enseñado y que no paró hasta hacerse la foto perfecta para regalarme.

Dicen que los profesores dejamos pequeñas huellas en nuestros alumnos, me alegro de haber dejado una sobre Londres.